En un hecho inusual, unos 323 renos murieron en un área montañosa remota tras una tempestad; las autoridades investigan el caso

Una inusual tormenta eléctrica provocó la muerte de 323 renos en un área montañosa remota de Noruega, dijeron funcionarios el lunes.

Los animales muertos fueron encontrados tendidos unos encima de otros tras la tormenta eléctrica de la planicie Hardanger, que tuvo lugar el viernes en el sur de Noruega.

Nunca habíamos visto algo como esto con los rayos", comentó Kjartan Knutsen, de la agencia de vigilancia de la naturaleza de Noruega, quien agregó que a veces se han dado casos aislados de ovejas o renos alcanzados por rayos.

Los renos suelen agruparse cuando están en peligro.

No estaba claro si el grupo murió al ser alcanzado por un solo rayo o por varios.

Hardanger estuvo extremadamente húmedo el viernes, lo que ayuda a la conductividad eléctrica.

La alta humedad tanto en el suelo como en el aire probablemente explique por qué murieron tantos animales", escribió en un comunicado Olav Strand, investigador del Instituto Noruega para la Investigación de la Naturaleza.

Expertos llegaron en helicópteros para tomar muestras de los renos muertos, como parte de un proyecto para monitorizar a alces y venados por enfermedades.

Cinco de los 323 animales fueron hallados vivos, pero con graves lesiones y fueron sacrificados por funcionarios de la agencia de vida silvestre.

Es parte de la ecología natural, esto es lejos de donde vive la gente", comentó Knutsen.

Hardanger tiene cerca de 12 mil renos y los cazadores tienen permiso para abatir a 2 mil al año para abastecerse con carne.

 

 

 

.